LASIK (Laser-Assisted in situ keratomileusis), es un procedimiento ambulatorio de cirugía refractiva, que se utiliza para tratar Miopía, Hipermetropía y astigmatismo, con la finalidad de evitar el uso de lentes.

Consiste en la reemodelación corneal mediante láser, para mejorar la forma del ojo y con esto lograr un  enfoque correcto de los rayos de luz hacia la retina.

Es importante una valoración oftalmológica y estudios especializados para determinar si el paciente es candidato a este tipo de procedimiento.